Peleas, celos y zancadillas entre Alberto Fernández, Cristina Kirchner y Sergio Massa - Europedias.com  
close

Peleas, celos y zancadillas entre Alberto Fernández, Cristina Kirchner y Sergio Massa

La travesía fue gorda. Hubo insultos y adjetivos insultantes: “inútiles”, “eternos pendejos” y en los puntos correspondientes hasta sopló “El Tonto”. Sergio Massa incendió la incertidumbre del lunes contra el BCRA. Su equipo volvió a hacer furor ante Miguel Pesci. El ministro llamó a su celular: no pudo ser localizado, adentro y sin señal. Regresé de un buen fin de semana largo.

Propiedad explotó. Massa decidió llamar a Agustín Torcassi. El agente del BCRA vaciló. Massa le dijo: “Te lo mando. Esta decisión está mal. Tienes que corregirla”. Fue la medida del BCRA la que dio aviso de la única acción que detuvo la entrada de divisas y permitió arreglar las reservas menguantes.

Frecuencia de Torcase. Recién al final del día apareció el titular del BCRA. Su teléfono estaba lleno de mensajes cuando volvió a llamar. El diálogo con Massa fue tenso: las culpas iban y venían. Pesci argumentó que el procedimiento fue consensuado: “No me jodas más”. Massa atacó: “No me arriesgaré”. Acusó: “Tengo la mayor venta de soja en 15 años y ustedes pretenden perturbar el campo”.

Ya era tarde en la incertidumbre. Al final, el BCRA cambió. Pero el episodio abrió muchas especulaciones en el círculo rojo y reflejó lo vulnerable que era todo. El equipo de Krimtistico vitoreó y Massa le pidió documentación a Lisandro Cleary. En economía dicen que “se escapó la tortuga”.

En la economía se reabrieron todas las dudas contra Pesce. Massa le pidió a Alberto la capital -en julio- y este se resistió al presidente. Ignacio de Mendiguren – Esa noche – consultó a Massa: “Pesce lo hizo por tonto o por mala persona”. “Son estúpidos”, respondió Masa.

El Vasco transmitió dudas surgidas del propio negocio. Averigua si Casa Rosada quiere colocar una piedra pómez para la inauguración Arena Massa. Se sospecha que será una operación similar a la que intentó Alberto con Juan Mansour. El encargado del salón reanudó su actividad hiperactiva.

Cristina Massa advirtió. Un diputado acusa a Alberto de “engaño” y cree que tiene posibilidades de reelección. Por ello, buscará disolver la personalidad del Ministro de Economía. Están bailando en la cubierta del Titanic.

READ  Osos conmemorativos: una forma de conmemorar a un emparentado fallecido

Miguel Pesci, Presidente del Banco Central.  Una nueva trampa de los productores agropecuarios para comprar dólares ha tensado su relación con Sergio Massa.  foto Bloomberg

Miguel Pesci, Presidente del Banco Central. Una nueva trampa de los productores agropecuarios para comprar dólares ha tensado su relación con Sergio Massa. foto Bloomberg

Alberto le creyó a Pesce. El presidente lo defendió con pies y uñas de los ataques del vicepresidente y del propio Massa. Alberto le dijo a Olivus: “Atacan a Pesce, pero van contra mí. Pesce es lo mejor para el BCRA”.

Cristina, sin embargo, complació a Pesce como una “marmota” y un “gilipollas”. El error de no acumular reservas para desperdiciar los dólares del superávit comercial 2021-2022. El presidente piensa diferente. Dice que Christina propone “ilusiones” y que las reservas están corrompidas por la crisis política -y cardenal de gobierno- provocada por el vicepresidente, el alcalde y Kiselov.

Alberto se refiere al ataque lanzado por el trío al desalojar a Martín Guzmán: “Rompieron todo, eran elefantes en un mercado”. Cristina fomenta la tensión entre Alberto y Massa. La semana pasada le dijo al ministro que Alberto estaba “celoso” y que el Colegio Médico Británico (BCRA) había tachado deliberadamente una medida solitaria, realista y exitosa.

También, que a Alberto le preocupaba el buen lobby que tenía Massa en Washington. Tanto el secretario como el presidente tenían, sin duda, actitudes hostiles en los Estados Unidos Massa se alió con Washington y contó con el aval de la Casa Blanca. Alberto se dedicó a fusilar a Estados Unidos y sancionó a Cuba, Nicaragua y Venezuela.

Alberto -por su parte- desató el ataque a Mauricio Claver Carone. Massa lo respaldó y aseguró un compromiso —aprobado el jueves— con un préstamo específico del Banco Islámico de Desarrollo: 700 millones de dólares en reservas. El destino de Karon: La junta directiva del Banco Islámico de Desarrollo aprobó el jueves, debido a la incertidumbre, su despido por violar el código de ética de la institución. La investigación concluyente fue realizada por David Polk Company.

READ  El repertorio de esta serie Star Plus estuvo al borde de la asesinato conveniente a un incidente en el set

Hay un pasaje secreto que confirma que Karon tiene una relación prohibida con Jessica Bedoya, la recepcionista jefe del Banco Islámico de Desarrollo. El documento de 100 páginas dice que Bedoya fue aceptado sin cumplir con los requisitos y que Caron promovió indebidamente su aceptación. Obtuvo tres veces la cantidad especificada. El Tesoro de los Estados Unidos jugó un papel decisivo en su eliminación. Temporalmente, Reina Mejía Chacón asumirá el cargo.

Mauricio Clavier Caroni, con los días contados en el Banco Islámico de Desarrollo.  Foto EFE

Mauricio Clavier Caroni, con los días contados en el Banco Islámico de Desarrollo. Foto EFE

Argentina no tiene posibilidades de nombrar un reemplazo para Carone: el propio Caroney dice que la denuncia anónima en su contra provino del director argentino Guillermo Francos. A Argentina le costó la carrera.

Massa no quiere hacer olas. Alberto Cristina no entró en la pelea. Pemberle ha reducido la política de confrontación pública, pero las cosas han empeorado y no se tienen confianza. Alberto en particular despide al vicepresidente y Cristina lo denuncia -entre los gurkhas- para presidente.

Masa evita la confrontación y usa ropa fría. Este jueves -en la UIA- dijo que el episodio con Pesce sucedió “porque Miguel estaba fuera del banco y su equipo está engañando las cosas”.

Daniel Funes de Rioja arremetió contra las trampas del dólar y exigió el billete país: “El dólar debe ser para la producción”. Funes y muchos otros se comieron una rana tramposa: admite la pompa De Mendiguren. “Isidoreto”, como se le llama a Funes, boicoteó su aceptación para liderar la Alianza Internacional de Resistencia.

La bronca entre ambos fue histórica y Paulo Roca cayó en una voltereta. En ese momento de Mendegorin declaró: “Funes es un abogado que no distingue una tuerca de un tornillo”.

Los reclamos del taller colectivo fueron contraatacados: reconoció los problemas, pero expuso las insólitas conclusiones de la auditoría aduanera. Hay empresas que tienen licencias de importación para siete años y la zona franca de La Plata es un colador. El problema es la brecha cambiaria.

READ  La drástica medida que tomó Raquel Bigorra para que no la devolvieran a Cuba y le permitieran quedarse en México

Matthias Tombolini, Ministro de Comercio, intervino en la disputa por las estatuas de la Copa del Mundo: reunió a vendedores de puestos y gerentes de Panini.  recibió críticas internas.

Matthias Tombolini, Ministro de Comercio, intervino en la disputa por las estatuas de la Copa del Mundo: reunió a vendedores de puestos y gerentes de Panini. recibió críticas internas.

Clarín confirmó que Massa había encargado a un grupo de funcionarios diseñar medidas especiales para combatir la inflación. Gabriel Rubinstein y Leo Madcourt están trabajando en ello. Matthias Tombolini recibió las duelas internas solo para fallar con las estatuas.

Sólo funciona a finales de octubre. Así lo admitió Massa: “Primero tenemos que salir de cuidados intensivos”. La duda la dejó el conflicto político.

El manitas de Macri

Cristina insiste en forzar el diálogo con Mauricio Macri. En círculos de poder dicen que ambos tienen un canal continuo y amplio. Este “compañero” lo alimentan José Torillo y Adolfo Rodríguez Saa.

Mauricio Macri -él mismo- se puso de pie. Teme verse implicado en la intención del vicepresidente de investigar un esquema de impunidad. Macri tenía una propuesta secreta de este tipo al inicio del gobierno de Alberto. En febrero y marzo de 2020, la rechazó rotundamente.

Christina Kirchner insiste en forzar el diálogo con Mauricio Macri.  lo evita

Christina Kirchner insiste en forzar el diálogo con Mauricio Macri. lo evita

En el Instituto Patria se les ocurre una idea que ya tendrá forma constitucional: Cristina explora apoyar la contienda para que todas las denuncias en su contra y -al final- las denuncias de Macri tengan una decisión al estilo del Minimista, con sal, para que se dejen reposar en la Corte Suprema. El plan de Vice es, obviamente, de mayor alcance: eliminar las PASO y proporcionar un eventual mecanismo preelectoral. Solo se utilizará si la propiedad se vuelve inestable a finales de año.

El ataque resultó en la muerte y lesiones de un diputado. Sabe que ha perdido la capacidad de construir, pero tiene poco valor: la iniciativa política y su capacidad de destruir y dañar.

todavía mira