Lesmes ultima su dimisión al frente del CGPJ y ya tiene el noticia sobre su sustitución - Europedias.com  
close

Lesmes ultima su dimisión al frente del CGPJ y ya tiene el noticia sobre su sustitución

El presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Lesmi ultima su dimisión, como sugirió tras su posterior duro discurso de final de año sumario.

Uno de los pasos dados en esta dirección, que pretende imponer a las partes para renovar el Consejo, es encargar la elaboración de un informe técnico sobre cómo sustituirlo.

La Oficina Técnica ya ha realizado un estudio detallado, que próximamente será elevado al Consejo Supremo de Gobierno (el próximo lunes) ya los miembros del Consejo (en el pleno del próximo jueves). La noticia indica que el reemplazo ocurrirá “automáticamente” con su renuncia, sin que los vocales -que en principio eligen al presidente- se atrevan.

Esto último es importante, pues implica que el hecho de que la función de nombrar miembros esté prohibida por ley no tiene repercusiones. La sustitución se produce “de manera automática, sin necesidad de acción ni acuerdo alguno”, por lo que todo queda “fuera de las facultades de la junta actuante”.

El sustituto de Lesmes será quien ocupe el cargo de vicepresidente del Tribunal Supremo, cargo que no ha sido renovado desde la indemnización de Donosura Juanes. Este cargo lo ocupa el titular de la cámara más antigua del TS, en este caso la Cámara Cívica, Francisco Marne Castan.

El juez, miembro de la Asamblea Judicial Francisco de Vitoria, de carácter moderado, ingresó en el Tribunal Supremo en 2000 y preside la Sala de lo Civil desde 2014, cuando su jefe preparatorio la abandonó camino del Constitucional.

La noticia del Gabinete Técnico supone que también se ha barajado otra posibilidad, a saber, que el Consejo sea presidido por el máximo miembro. El progresista Rafael Muzo, que llegó al consejo con el apoyo del PSOE, será:

READ  History Channel garrocha Challenge on Fire Season 5 con Michel Brown como presentador

La dimisión es la última que Lismes se plantea imponer a formaciones políticas para renovar de una vez por todas el CGPJ, que está próximo a cumplir un mandato de cuatro años en el cargo. La audacia del gobierno de rechazar una asamblea ampliada por ley para hacer nombramientos ha llevado a la Corte Suprema a una situación igualmente insostenible.

A ello se ha sumado recientemente el retraso en la elección de dos miembros del Tribunal Constitucional correspondientes al nombramiento del CGPJ, unos que sumaron al TC a la lista de órganos constitucionales no renovados en tiempo. El malestar del peñón conservador ante la osadía del cabildo de permitirle renovar sólo como convenga al gobierno -la renovación del CNT supone una mayoría progresista- llevó a ocho diputados a renovar discretamente, lo que según el último informe debería haber pedido una reforma constitucional a más tardar en septiembre 13

como estándar

Confianza de tesis

saber más